spinner

Cómo desplegar Openstack + Kolla sin necesidad de ser un superhéroe

¿Qué es Kolla? ¿Cómo se despliega? ¿Qué funciones y valores nos proporciona? Hemos hecho diferentes pruebas de concepto para hablar sobre este producto y estas son las conclusiones que hemos sacado desde la Tribu de “Private Cloud”*.

El objeto de esta PoC es mostrar y perder el miedo a desplegar una Cloud Privada con Openstack basada en contenedores de manera eficiente y así construir una Cloud en poco tiempo sin utilizar unos recursos inalcanzables.

De tal manera que a continuación se explicará en qué consiste el proyecto de Kolla, así como los distintos elementos que lo conforman para una mayor comprensión, para posteriormente mostrar las bases de un despliegue con Kolla y las conclusiones a las que el grupo ha llegado después de realizar esta PoC.

Podemos definir Kolla como un producto que es capaz de desplegar, fácil y rápidamente, todos los servicios que componen el sistema Openstack, quedando completamente operativo y listo para usarse. Kolla, al igual que Openstack, se basa en el desarrollo de código abierto, por lo que cualquier persona interesada (y con el conocimiento suficiente) puede proponer funcionalidades y mejoras para su evolución. Estas propuestas son evaluadas por la comunidad (repositorio público y con bastante actividad) y dependiendo de ciertos criterios, pueden incluirse dentro del código de los distintos servicios.

Para entender todo perfectamente, vamos a repasar unos conceptos básicos que nos ayudarán a situarnos:

  •  Openstack: se trata de un sistema operativo de gestión de recursos de datacenter, basado en código abierto, para proporcionar Infraestructura como servicio (a partir de ahora IaaS).
  • Contenedores: según la descripción que ofrece Google, los contenedores te permiten empaquetar tu aplicación junto con librerías y otras dependencias, para ofrecer entornos aislados en los que ejecutar la aplicación.

Para poder desplegar Openstack mediante Kolla nos bastaría, según requerimientos del producto, con un único servidor (ya sea físico o virtual) que tuviera 8GB de RAM, 2 interfaces de RED y 40GB libres de almacenamiento. Con ello estaríamos en disposición de utilizar una solución ALL in ONE. Si bien es cierto que a raíz de las pruebas que hicimos inicialmente, un servidor virtual con 8GB de RAM y 1 CPU no era suficiente y requería al menos el doble de estos recursos.

No todas nuestras pruebas se hicieron con una configuración ALL in ONE, sino que también se realizaron con una solución “Multinode”, utilizando múltiples servidores virtuales.

Un despliegue sencillo y rápido

Kolla permite desplegar un entorno de manera sencilla, de tal forma que, una persona sin experiencia en Openstack, sin la necesidad de un amplio equipo de personas y equipo hardware, pueda utilizarlo para aprender a administrarlo. Esto no significa que el producto no pueda utilizarse en grandes entornos y corporaciones, tal y como propone RedHat, en su solución Director (basado en otro proyecto de la comunidad llamado TripleO) o Rackspace, que ofrece servicios de nube pública mediante OpenStack.

Todos los servicios desplegados con esta herramienta son disponibilizados a través de contenedores. Algunos de los probados en la PoC fueron:

  • Nova, para provisión y gestión de instancias.
  • Neutron, servicio de gestión de las redes.
  • Glance, servicio que gestiona las imágenes.
  • Horizon, interfaz gráfica para la administración.

El hecho de que ahora estos componentes estén contenerizados reduce el gasto en la infraestructura de tenerlos separados en diferentes servidores y facilita la administración y el ciclo de vida. Por ejemplo, si necesitáramos actualizar los diferentes servicios de Openstack, sería tan fácil como desplegar nuevos contenedores que sustituyan a las versiones antiguas. Igualmente, si tuviésemos que dar marcha atrás por algún motivo, sería tan fácil como volver a utilizar contenedores creados con la versión anterior.
De la misma manera que para un upgrade, podríamos utilizar esta filosofía para cambios de configuración o escalado horizontal de servicios.

Kolla es una herramienta a tener en cuenta

Para finalizar, indicar que existe amplia documentación gratuita en Internet, donde se indica de manera muy sencilla cómo podemos desplegar OpenStack con Kolla.

Por lo tanto, concluimos que Kolla es una herramienta a tener en cuenta a la hora de desplegar Openstack con contenedores, ya que tiene una gran comunidad detrás que da soporte, ayuda y evoluciona el código; y permite crear una Cloud Privada de manera rápida y efectiva.

*Las ‘Tribus’ de BBVA Next Technologies son equipos de trabajo formados por empleados que comparten intereses tecnológicos

Fuente de la imagen: Unsplash

Las opiniones vertidas por el autor son enteramente suyas y no siempre representan la opinión de BBVA Next Technologies.

¿Quieres saber que más cosas hacemos en BBVA Next Technologies?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, brindarle una grata experiencia y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando por este sitio web, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información accediendo a nuestra política de cookies aquí.