spinner

Blockchain: La confianza en un mundo de desconocidos

Blockchain es una tecnología que suscita muchas opiniones. Para algunos no aporta nada nuevo y para otros, puede crear una revolución en la sociedad. ¿En qué lado estás tú? ¿Cuál es el uso del blockchain que podría causar un auténtico cambio en nuestras vidas?

La RAE define la palabra confianza como la “esperanza firme que se tiene de algo o de alguien”, sin embargo ¿dónde queda este concepto en un mundo cada vez más virtual y complejo en el que cada día confiamos menos los unos en los otros?

¿Cómo podría tener la certeza de que una cantidad de dinero que necesito enviar a un pariente que reside en el extremo opuesto del mundo lo va a recibir y que de por medio nadie me va a defraudar, robar o simplemente engañar al momento del envío? o, ¿cómo puedo estar seguro de que el alimento o bebida que pongo a la mesa en mi casa, tras pasar por múltiples países y empresas, contiene realmente las propiedades que nos indica?.

Pero, ¿y si te dijera que puedes dejar un sobre con dinero en un banco en la calle y que podrías tener la confianza de que nadie excepto la persona que tú indiques podrá recoger ese sobre? o, ¿si te dijera que puedes beber una lata de tu bebida favorita confiando tanto en que las propiedades de la etiqueta son totalmente ciertas, como que sólo ha viajado por donde se indica?.

Blockchain es una tecnología que polariza. Para algunos es una herramienta demasiado compleja que no aporta nada nuevo. Para otros es una vuelta de tuerca que puede revolucionar la sociedad. Como toda tecnología, no es la técnica en sí lo que cambia las cosas, si no el uso que hagamos de ella.

Planteándose inicialmente como un sistema de pagos para evitar usar las monedas oficiales, cada vez se ve más como recurso para especulación pero, también, como valor refugio en algunas partes del mundo. Mientras que para los países desarrollados actualmente el problema está en la legislación y la tributación, en países en desarrollo o con graves problemas de inflación, algunas personas ya están encontrado en su uso una forma de evitar que sus medios de vida estén ligados a la política monetaria de su país.

Las posibilidades de blockchain

La primera vez que se entiende blockchain suele dejar algo indiferente, ya que muchas veces apenas se entiende el problema que trata de solucionar, pero una vez se van explorando sus vertientes se pueden vislumbrar las grandes posibilidades que puede tener, incluso dejando a un lado las criptomonedas.

Se han presentado muchos escenarios donde utilizar blockchain, aunque gran parte de ellos son más futuribles que actuales. La suposición de que la información está debidamente estandarizada, formateada y registrada, o registrable, son unas suposiciones fuertes de la mayoría de los casos de uso. Sin embargo, el propio uso de blockchain está haciendo de palanca para esta estandarización, y casos sonados de este tipo son los proyectos de Maersk y WallMart. Que sean dos empresas grandes puede parecer que es donde tiene sentido usar blockchain, pero en realidad nos debemos fijar en otra propiedad que tienen ambas: Las dos funcionan en cierto grado como operadores logísticos, son distribuidores. Esto hace que traten con multitud de empresas que les entregan mercancía y ellas distribuyen esta mercancía a otros puntos, donde la entregan a consumidores finales u otras empresas.. Otra característica importante es que son tan grandes en su sector que pueden forzar a que otros actores adopten sus estándares.

Sectores y usos

Dentro del mundo de las criptomonedas, las finanzas descentralizadas y startups asociadas los usos son de todo tipo, desde las ofertas públicas de venta de acciones, al crowdfunding de productos y todo tipo de división de bienes y servicios.
Para identificar un caso de uso, debemos partir de la necesidad de tener cierta información de forma inalterable y en un entorno seguro, además de descentralizado y pudiendo sumarle incluso, la característica de confidencialidad según la información o documento que tenemos que compartir. En ese caso el Blockchain será nuestro aliado y como tal son algunas las áreas que actualmente lo investigan.

Sin ir más lejos, en el sector de la salud, tan importante y en estos tiempos tan cercano a todos, se trabaja con esta tecnología enfocada a mejorar la rapidez y la trazabilidad a la hora de compartir los datos. Estos podrían ser compartidos por los profesionales correspondientes y en cuestión de segundos disponer de fechas, historiales, antecedentes, síntomas, etc. de cualquier paciente del planeta, sin por ello traspasar la confidencialidad de esa persona al poder aplicar métodos de cifrado, pseudonimización o similares. Una trazabilidad del dato que nos permitiría compartir información muy valiosa de una manera sencilla.

Otro campo que trabaja hoy en día con las posibilidades que nos ofrece blockchain es el entorno del registro digital de documentos, sectores dedicados a la Propiedad Industrial e Intelectual se suman cada vez más a esta corriente.

Si los registros, hasta ahora almacenados con solicitudes a mano, derechos registrados en Administraciones Públicas que deben recopilar y gestionar toda esa documentación hasta ser aceptada durante largos plazos de tiempo, pudieran almacenarse de manera digital en un lugar accesible a todos pero al mismo tiempo no pudiendo ser falsificado ni modificado, nos pone delante una posibilidad de agilizar el modo en el que hemos trabajado siempre. También facilitaría tanto la manera de actuar del usuario como del trabajador.

Blockchain en el ámbito jurídico

Blockchain lleva unos años haciendo ruido en el ámbito jurídico. El hecho de haber elegido el nombre de «contratos inteligentes» para alguna de sus funcionalidades y su posible uso como registro, puso en pie de alarma a todo tipo de juristas. Además, el hecho de ser un sistema descentralizado que no está ubicado en un territorio concreto y, por tanto, sujeto a unas leyes concretas, también ha generado controversia, tanto desde el punto de vista técnico como jurídico.

El alcance que puede tener blockchain en el ámbito jurídico aún está lejos de vislumbrarse, ya que apenas estamos en el comienzo de esta tecnología, y sería como tratar de predecir el impacto que tendría Internet actualmente desde los años 60 del siglo XX.

Si tenemos en cuenta que casi todo lo relativo al ámbito jurídico y legal suele implicar la gestión de una relación entre varias partes, a veces desconocidas entre ellas, provoca, confiar en un tercero o intermediario.

¿Y si esa persona, profesional legal en este caso, decide que ahora la mejor manera de que deposites tu confianza en él, es no teniendo que dársela? Es decir, el propio trabajador es el primer interesado en tener la posibilidad de agilizar y automatizar la relación entre las partes desconocidas de forma verificable y, para ello, esta tecnología puede ser la solución. No confíes en un intermediario, hazlo en el sistema de blockchain que este profesional te ofrece.

Si analizamos que en el sector jurídico la agilización propia de esta tecnología ya nos permite recibir documentos en los registros pudiendo incluso a identificar cada bien objeto de inscripción con una huella digital única, o que en China ya existe una sentencia de un tribunal en la que se ha admitido la información registrada por blockchain como medio de prueba, no es de extrañar que este sector sea uno de los que mayor impacto está recibiendo de la cadena de bloques.

Dados los vacíos legales aún existentes y numerosos, el asesor legal carece de todas las piezas para una regulación exacta. Sin embargo, la privacidad, la protección de datos y el reparto de responsabilidades, como consecuencias directas de las propiedades de inmutabilidad y descentralización del Blockchain, generan desde un punto de vista positivo, nuevos modelos de negocio con una gran implicación y necesidad de asesoramiento legal por parte de los profesionales del sector.

¿Cuál es el futuro de esta tecnología?

Aunque blockchain, como también ha pasado con la inteligencia artificial y el big data, se han publicitado como la solución para todo, nada más lejos de la realidad. Blockchain permite una coordinación bajo unas reglas definidas a un conjunto de personas u organizaciones. Por tanto, es una herramienta de colaboración. No obstante, un tipo de colaboración donde no tienes que fiarte de los demás.

Mucho se ha hablado sobre lo que puede traer blockchain, cómo puede revolucionar sectores completos, cambiar modelos de negocio o dejar a algunos otros obsoletos. La comunidad está en ebullición, con nuevas startups saliendo casi cada día, haciendo evolucionar tanto la tecnología como los modelos de empresa que los pueden explotar. Sin embargo, toda esta vorágine apenas alcanza a las empresas fuera del ecosistema. Los cambios son demasiado rápidos y poco ligados a la economía fuera de las criptomonedas. Es difícil encontrar modelos de negocio sobre blockchain que facturen actualmente en lo que podríamos llamar la economía tradicional.

Pero, aunque difícil de encontrar, poco a poco algunas empresas se abren camino dentro de esta incertidumbre. Para ello desde BBVA Next Technologies nos gustaría invitaros al meetup “Blockchain: compartiendo usos reales”, donde veremos una pequeña introducción a blockchain mediante algunos ejemplos, dejando fuera las partes más crípticas y complejas, pero explicando el los usos que puede tener una blockchain y de las implicaciones que tiene de cara a casos de negocio. Precisamente veremos cómo algunas empresas la están utilizando actualmente con el objetivo de registrar Propiedad Intelectual. En concreto, usándola para registrar sus secretos empresariales y las implicaciones que tiene usar una blockchain en este ámbito. ¡Te esperamos!

Las opiniones vertidas por el autor son enteramente suyas y no siempre representan la opinión de BBVA Next Technologies.

¿Quieres saber que más cosas hacemos en BBVA Next Technologies?